domingo, 21 de agosto de 2011

Deseo Volar. Yo. Última Revisora y Primera Viajera. Always Versión puntoCero...

foto de ando-mirando (con poco tiempo)




 
Continúa el viaje.  Lo compruebo mirando
cómo desaparece todo tras el cristal, a un ritmo
tan vertiginoso que parece hecho de tiempo. Tan sumamente irreal.
Tiempo: imprescindible e inmaterial.




Hoy me he despertado con la imperiosa necesidad
de tener un imperio. Quitarme todas las etiquetas del cuello
y pasar a la acción, aquí sentada, en el tren. Negociando
con mi cabeza hasta conseguir que quiera dejarse ir.
La negociación será dura, pero pelearé sin tregua
por llegar a un trato: conseguiré que desee volar.

No quiero vigilar más al resto de viajeros, no quiero tener que sellar.
Sólo quiero……………………………………………………………………………………

…volar. Como una hoja de papel, errática e incongruente,
pero alto y fuerte, como un águila. Ya dije que imperial. Volar.
Como cualquier cosa que no sea invento tecnológico
del hombre. Todo eso ya lo probé
y no me ofrece nada de lo que hay bajo la piel.
No quiero volver a tragar hojas mojadas, ni beber tinta edulcorada.
Quiero un brebaje revolucionario, fuerte y de verdad. Volar.

Y sé que el viento no se deja impresionar por nuestras manos,
pero esta vez tengo algo que ofrecer. Y todo por ganar.
Así pues, dejémonos llevar por él y veamos hasta dónde llegamos.

Hoy me he levantado del revés, y ya
no quiero llegar, sólo quiero salir a volar.

En tren.

…y si esta vez el viento no responde, tampoco daremos el cielo por perdido…
…volveremos a empezar…a volar...

21 comentarios:

  1. Me impresiona tamaña "coincidencia"...y a la vez me alegra. No tengo una guía para postear poemas, tengo decenas de libros a mi alrededor, cientos de páginas llenas de poemas que en algún momento me gustaron en archivos word en mi ordenador y leo y releo todos los días y pareciera descubrir de a poco lo que mis ojos leen. Hoy llegué a Ruth Daigon y no recordaba haberla leído. Y los dos poemas están absolutamente relacionados a tu texto. Nuestra sincronicidad va en aumento Maquinista. Te dije que tu forma de escribir me parece muy familiar?
    Un fuerte abrazo, Emma

    ResponderEliminar
  2. ...y a mí, Emma, de verdad..
    En realidad, me ha pasado otras veces, e incluso he dejado de colgar cosas porque me parecía excesivo este coincidir nuestro, era como estarte siguiendo, pero hacia atrás (porque todo lo que está publicado por ahora ya estaba escrito, sólo la carta de maquinista y los héroes nacieron el mismo día en que fueron colgadas..) Y éste que hoy he puesto existía hace ya dos meses, pero esperaba el instante exacto en que ese volar fuese necesidad DE VERDAD, así que esta mañana lo abrí, lo retoqué y lo dejé esperando (había en el vagón restaurante una fiesta familiar ineludible...) Et voilá! Fue colgarlo, abrir tu blog y ahí estaba, una vez más, la famosa sincronicidad.. Extraño pero -al menos para mí- hermoso. Me gusta muchísimo siempre lo que eliges, y aciertas siempre, aunque no siempre acierte a comentar (me cuesta sobre todo cuando me golpean demasiado fuerte).
    Me encanta la imagen de ti rodeada de libros, páginas sueltas llenas de poemas y archivos de word, así me muevo yo!! Benditas coincidencias, un brindis merece para mí desde este vagón... -que hoy es el de la revisora-
    Gracias por lo de encontrarme familiar, lo siento como un abrazo (y me sucede lo mismo con tus elecciones, suelen venir siempre 'muy a cuento' en mi vida, casi en cada momento..;))
    Que tengas una hermosa semana (que no te conozco más que por tus elecciones, pero me parece que algo te pasa, que andas no sé si desencajada, cansada o qué otro -ada...si me equivoco, perdón por la 'intromisión', y si es verdad, que sea pasajero, y un giro interno para bien.
    Un beso! (y siento enrollarme así y no saber resumir, no sé economizar sobre papel ni sobre el teclado....)

    ResponderEliminar
  3. Acertaste. Ando desencajada. Todo tendría que estar bien, porque todo y quiénes me rodean están bien. Volvió la etapa de saber qué quiero hacer, hacia dónde quiero ir y cómo. De a poco tomo decisiones, dejo que fluya, no me arrebato. Hoy sólo sé unas cuantas cosas, que amo a mi hija, que debo seguir trabajando y que adoro leer poesía...de ahí en más me comienzo a desdibujar! Gracias Maquinista. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  4. ...ya me parecía a mí que era un desencaje, un no saber dónde se está aunque todo esté en su lugar...
    La verdad es que llevo todo el año repitiéndole a los míos que éste es el 'año de los pringados', entendiéndose esto como que es el año de eso, los que andamos desencajados, perdiendo siempre o simplemente no acabando de ganar, los que no podemos gobernarnos (porque aún no sabemos, o simplemente porque no nos dejan)...pues bien, lo dicho, que este año, gobernaremos el mundo, al menos cada uno el suyo, que es lo importante, y por suerte para la gente a la que quiero ya ha empezado la Rueda a girar y ahí ando, tan feliz, callando bocas con dicha predicción. Así que, como me estás dando tan buenos momentos de poesía genial, te deseo eso mismo, que este año gire esa última tuerca, ese mágico eje que haga encajar el puzzle, que ponga en su sitio cada pieza. Y si además tienes dos certezas tan grandes como son amar a una hija y adorar la poesía, seguro que eso llegará!! (aún quedan unos meses, no desespere, llegará...que, aunque muchas veces parezca que hablo por hablar, no digo nunca estas cosas por decir, y, como acaba de ver, en lo de percibir ciertas cosas, pues suelo acertar. Así que lo dicho, este año se gobernará y se acabará de dibujar ;))

    (PD: le deseo también que encuentre quien recolecte para usted poemas e imágenes cada día, que a pesar de que por sus comentarios se nota que agradece todo lo que le dan, y que da lo que da por pura generosidad, me dio un vuelco el corazón el otro día al pensarla desencajada y además sin tener su propio recolector......que, seguro, también vendrá. Este año. Confíe y verá ;)))

    ResponderEliminar
  5. Cómo me gusta este poema, Maquinista. Está claro, volar pero no mediante ningún artilugio creado por el hombre. Volar con las alas que tenemos en el corazón, y nuestras letras apoyándose en el viento. Finalmente todo es más sencillo si encontramos nuestro punto de apoyo en el viento. El viento no es más que un corcel salvaje, no lo domestiquemos, pensemos, sintamos, vivamos como él. Sobre él no necesitamos montura, como las amazonas sintamos su pelaje duro, bajo nuestras piernas desnudas...En fin, a veces aunque no quiera temo que mi lenguaje se sensualiza...
    Qué encantadoras las dos. Tanto Emma como Maquinista. Yo también siento que este es un año de desencaje, pero me da la sensación de que no tengo ni idea de cuando se producirá ese giro que haga que todo adquiera el sentido. Y la verdad, no suelo tardar tanto...Yo también tengo una habitación de esas, con notas, libros por todas partes, archivos caóticos. Pero la mía está en la cabeza, lo que se traduce en cierto desorden mental. Lo cual no deja de ser terrible. Beso de buenas noches para ambas..

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Vera. Y ahí le diste, justo era eso, encontrar el punto de apoyo en el viento, que de entrada parece tan inestable, pero quizás sea de lo poco que podamos dar por cierto...
    Y sí, tu lenguaje se sensualiza todo el rato, pero ya dije una vez que no lo haces para nada vulgar ni artificio ni superficial, te sale natural, así que es bello...déjalo estar, que bien está ;))
    Los seres desencajados siempre nos acabamos encontrando, así que aquí estamos las tres, como tomando un té (o un mate..), pensando en ese giro que, confía Vera, se producirá y tendrá sentido. No es que Todo lo que es ahora Todo vaya a adquirirlo, sino quizás simplemente aparezca uno nuevo. Puede que sea un huracán, puede que un suspiro, pero será. El Maquinista tiene fe ciega en ello, y con eso bastará!
    El desorden mental no es terrible, ni siquiera enfermedad, es una cualidad fabulosa cuando se sabe administrar (y por cómo escribes y cómo te manejas, quizás tenga que ser así porque si todo tu universo creativo tuviese representación física y material...uff...que el cielo nos proteja de semejante diluvio litero-universal!!) (O bueno, a lo mejor, se me ocurre, es el giro que necesitas. Empezar por un rinconcito pequeño en el que ir ordenándolo todo, montando y desmontando tus poemas y relatos...para entregárselo físicamente al mundo y que éste te deje vivir por y para ello.......¿será ése quizás tu encaje?....no me hagas mucho caso, me gusta jugar a adivinar y a entrever...y ahora mismo 'entreverar' ;)))
    Sea como sea, te digo lo mismo que a Emma, aún no ha terminado el año....lo que haya de ser, llegará!
    Beso de buena noche para usted también.....hermoso diálogo trenzado el de este vagón de hoy, me ha encantado compartir mesa con ustedes dos ;))

    ResponderEliminar
  7. Un paseo en este tren, me ha llevado a mundos insospechados de ideas y letras.
    Maquinista, desde ahora soy otro pasajero Platinum en este viaje.

    Saludos desde mi isla

    ResponderEliminar
  8. El Maquinista y Muchacho le dan pues la bienvenida!
    Y agradecen que haya subido en esta estación. Póngase cómodo y disfrute del viaje, y campe a sus anchas por cualquier vagón, ya ve que la revisora ha decidido no volver a vigilar ni sellar...
    Le mandamos un pitido bien fuerte y un soplido de vapor, a ver si desde su isla escucha el primero y al segundo lo ve pasar ;))

    ResponderEliminar
  9. Cierto que el viento no se deja impresionar, pero no le queda otra que trepar, penetrar, internarse o entreverarse ante lo visible. Aquello que es realidad desenvainada o lo que puede ser lo mismo; nosotros. Que nunca somos los mismos y siempre andamos volubles. Así que el viento se atendrá a las consecuencias.
    Por tanto no puedo más que aplaudir las múltiples “cronotropías” vistas. Seguir de cerca el vuelo, si me es lícito, si le dais ese placentero reposo a mis velas. En mi caso, saboreo un matecito a la limón mientras dejo este comentario. Y vuelvo a dejarte el verso de Keats.
    "My child, favour this gentle youth; his days are wild with love”
    ¿¿ QUEDARÁ el verso Clavado DEL CIELO ??

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Este verso no puede quedar clavado en sí mismo, pues ya él se convirtió en el CIELO. Podría clavarse si acaso, en cualquier caso, ese cielo en mis ojos, agarrarme las manos y levantarme en vuelo... o apoyarse dulcemente en mi costado...todo depende del momento y del reposo... o incluso del corazón agitado...

    Y tiene usted razón, el viento tendrá que recorrerlo todo, recorrernos enteros, aunque seamos como bien dices volubles, y atenerse a las consecuencias.......y a la irreverencia de sus actos, de sus saltos.....al placentero reposo de sus velas........con las que este tren desvelas.................

    ('oh the wind the wind is blowing, through the graves* the wind is blowing, freedom soon will come...then we'll come from the shadows...', cómo no, L. Cohen...-me atrevo aquí yo, humildemente y hasta sorprendida por tamaño atrevimiento por mi parte, a cambiar las tumbas* de guerra que el Poeta nombraba por las de todos los antiguos mundos, que desaparecen para que otros se abran...al lícito y legítimo penetrar del viento....ése en que se ha convertido la realidad...)

    ResponderEliminar
  12. Gracias por este viaje sin comienzo ni fin, es un placer poder viajar sin equipaje, sin cargas y encontrando aunque no sea cierto un sin fin de sincronias ya que cada uno es libre de verlas y en todo caso soncronizarlas a gusto,recordando o queriendo ver cada uno en letras a quien quiere ver, como sea, hacemos catarsis en el anonimato, que mas podemos pedir ? Es la mejor forma de seguir no-comprometiendonos con nada ni nadie y a la vez creer en nosotros mismos de la forma en que nos quisieramos ver para el otro, bendita ceguera!Bendito anonimato! Bendito reflejo que inventamos a diario aunque en el fondo volvamos a ser nosotros cuando vemos la realidad.
    Sigo leyendolo en cada estacion y en algunas me subo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. 'Bendito reflejo que inventamos a diario aunque en el fondo volvamos a ser nosotros cuando vemos la realidad'....¿qué más puedo (podemos) decir?
    Gracias por continuar leyendo, por viajar sin equipaje, y por subir de vez en cuando...
    Otro abrazo para usted, catártico 'anonimato'...

    ResponderEliminar
  14. Creo que ud bien sabe quien soy ....otro abrazo.

    ResponderEliminar
  15. me puedo hacer una idea...creo que me suena de algo...xDD
    Otro, más un beso..que nunca está de más ;))

    ResponderEliminar
  16. Leí tu poema y me gustó tu poema, me hago viajera constante de tu tren, llegué por un blog donde soy asidua lectora CCRider.

    Te leo y pienso que siempre quiero estar volando, y a veces, posiblemente un día vuele hasta donde no llegue a ver nada más que nubes, me gusta tu estilo, te sigo,

    ResponderEliminar
  17. Muchísimas gracias Mixha, por tan bonito comentario y por decidir seguir este viaje. Un placer ofrecerte un sitio en este tren.
    Mis ansias de volar también son fuertes, a veces irrefrenables, tanto que incluso tengo que saltar del tren. Y aunque duela el golpe contra el suelo, me encanta ese momento en que, tirada en la hierba, veo al lado la vía y, de pronto, todavía aturdida, empiezo a volar, a ascender...
    Bienvenida ;))

    ResponderEliminar
  18. Bien decidido Maquinista, o revisor por lo leido en el texto ;), mucho mejor lanzarse a volar o asomarse al tren que controlar a los viajeros... y realmente, ¿quién desea llegar? ¿Llegar a dónde? el viaje, el tipo de viaje, como se desarrolla y se lleva a cabo el viaje es lo realmente importante... el destino lo marca el agotamiento, pero no debe ser el objetivo. Me encantó tu último comentario y te imagine lanzada sobre una gran pradera verde de la pampa en medio del vacío como caída de ninguna parte, sonriendo por la felicidad única que se manifiesta en esos momento irreflexivos en los cuales actuamos sin pensar y cuando quizás seamos realmente nosotros, libres del todo.
    Del resto de comentarios de encajado, desencajado, etc. procuraré no manifestarme porque ahora mismo me reconozco descarrilado totalmente, ni sobre railes ni en vía muerta, fuera de ellos procurando que aparezcan unos nuevos railes (con muchos cambios de aguja a ser posible) de un momento a otro. No iba a hablar y he hablado, tampoco yo soy muy bueno economizando mis palabras escritas, así que haré un esfuerzo y me retiraré al vagón dormitorio para que pueda seguir volando...

    un beso

    ResponderEliminar
  19. Welcome back, Aka! Me alegro mucho de leerte, me emociona incluso que hayas pasado por aquí y que, aunque no fueses a hablar, hayas hablado. Todo un honor, como un regalo.

    Me encanta que me hayas puesto ahí sobre una gran pradera verde de la Pampa, caída de ninguna parte. Y es que, aunque pocas veces en mi vida he tenido tan claro dónde estoy, o al menos cómo me siento, precisamente por eso, pocas me he sentido tan perdida –no en el mal sentido, sino, pues eso, de la nada caída…… será supongo que a los que no tenemos sentido de la orientación nos cuesta asumir que, a veces, simplemente, sabemos interpretar bien un mapa……
    Gran verdad –terriblemente humana…- la de que, por lo general, el destino del viaje lo marca el agotamiento (esto ha sido una punzada!)…Sólo espero que esta vez la brújula me lleve por el camino de la energía y, sobre todo, 'por la senda del, con todas mis ganas, intentarlo’, del ‘poner todo de mi parte’ (y, si no soy quién de ‘llegarme’ a ningún lado, pues haré como decía Paul Arden, para quien ‘la Energía es el 75 % del trabajo; y si no la tiene, al menos sea agradable’ ;))

    En cuanto a su estar descarrilado, diré que, aunque por una parte lo siento por ti, al mismo tiempo, de un modo extraño, me alegro, pues toda crisis es una oportunidad. Toda salida de la vía trae, como bien dices, al final, nuevos raíles sobre los que poder flotar (incluso volar ;)), así que te deseo que, de un momento a otro, de un instante para otro, todo empiece de nuevo y con más fuerza a rodar, y por caminos hasta ahora inexistentes, todos nuevos para ti y todos por explorar…

    (Y no te preocupes, ya ves que aquí no se economiza jamás. Si acaso, cuando se dé el caso, en el momento en que crea -ingenuamente- en alguna verdad. O cuando algo duela tanto que no se pueda explicar, sólo llorar en una frase…)

    Sin más……no ando yo muy fina últimamente, e igual que no tengo los pies en el suelo, no tengo la lengua en la mente, así que a mi vagón dormitorio me retiro yo también.

    Siga disfrutando de su viaje y, en uno de esos cambios de aguja, no deje de subirse por aquí y visitarme ;))
    Un beso, Aka, buenas noches y mucha suerte (ni más ni menos, ni buena ni mala, sólo la que sea que ahora toca… y es que, además, aunque a veces no pinte como queremos, resulta que nunca la hay mejor ;))

    ResponderEliminar
  20. No hay nada que sentir por el descarrilamiento, en parte es buscado, como dices necesito salir de la ruta para encontrar nuevas vías, es desconcertante pero al mismo tiempo emocionante... y espero que el agotamiento no sea el que marca la estación, llevaremos un buen cargamento de carbón para alimentar la locomotora por si acaso, y a disfrutar del viaje!!

    Sin duda sus viajes y vagones son de visita frecuente, que no solo se disfruta con sus textos, sino con estas conversaciones dilatas en el tiempo y el espacio... sólo me falta el matasellos para devolverme al no tan viejo placer de llegar a casa y encontrar alguna carta que leer.

    un abrazo Maquinista

    ResponderEliminar
  21. Confieso: suelo incluir un 'lo siento' pequeñito cuando hablo de extravíos y descarrilamientos ajenos, más que nada por si el ser descarrilado en cuestión lo está pasando mal y no entiende del todo que me alegre, pero siempre creo que todo pasa por algo y que nunca es malo descarrilar (lo único realmente terrible es no ser capaz de reconocer nuevas vías y atreverse a saltar ;))
    Cierto, en los viajes no planeados es todo puro desconcierto y emoción, ¡¡¡¿puede haber algo mejor?!!!
    El cargamento de carbón aderécelo por supuesto con un toque de buen humor (ya sabes, en cuanto a energía y vapor, one of coal for the wagon and one more for the road, que no todo son railroad tracks en este viaje del Maquinista, a veces se coge el coche y se va por una carretera secundaria, y ahí siempre siempre hay que tener preparadas la curiosidad y las sonrisas ;))

    Y totalmente de acuerdo en lo último: disfruto profundamente de las conversaciones dilatadas en el tiempo y, para mí, perdidas en el espacio...es curioso cómo uno crea extraños lazos sin saber siquiera dónde están los extremos, ni la forma ni el color de lo intermedio, del trazo...sencillamente genial! Y en cuanto al matasellos....ni hago promesas -por si acaso- ni adelantaré acontecimientos, pero Maquinista está trabajando en unas postales que lanzar al mundo, así que, sólo por haber mencionado que recuerdas ese placer de la misiva en papel, algo de lo que ya casi nadie habla -yo es que todavía sigo escribiendo cartas, incluso a gente que vive conmigo, en mi misma casa...es como hacer regalos, se hace simplemente por la ilusión de que alguien reciba una carta-, y porque dices que te falta un matasellos, pues eso, que bueno, que cuando al Maquinista se le dé por lanzarse en cartas al mundo, le pedirá dirección de alguna estación, e intentará hacerle sonreír o llorar un rato. Que seguro que bien se la merecerá. La carta, digo –bueno, y la sonrisa y el llanto también, todo sea por el buen sentir, no? ;))

    Un abrazo Aka. (PD: Maquinista ha estado, sin parar de moverse, unos días en una estación parado, pero reinicia lentamente la actividad, incluida la de leer a los demás, así que, a ver qué trajo en la maleta....;))

    ResponderEliminar

viajeros que han cogido el tren.......