martes, 2 de agosto de 2011

el motor...........

foto tomada cerca de Salar de Uyuni (sacada de skyscraperlife.com/bolivia)


El maquinista no nació ciego. Pero la noche, la más larga de los tiempos, duró tanto que al salir al sol no fue capaz de verlo. Se quedó atrapado en su propia niebla, su insomnio, su vapor…………………..y lo peor de todo, en aquel sueño que fue su primer contacto con la vida, con el amor. Respiraba, sentía y crecía, con, por y para la música, pero lo hacía como todo lo que habita en la noche, a lo lejos……………………….........................................................................

Entonces, cuando despertó, estaba tirado junto a una vía. No supo muy bien qué pasaba, pero la atracción hacia aquello para lo que has sido creado funciona, y descubrió así el poder de los hierros, el movimiento, los engranajes, el motor…………. Alguien le cogió de pronto al vuelo y él, como no veía, no sentía el peligro, y la velocidad vertiginosa le empezó a parecer cada vez menor. Todo iba muy lento para él en tierra, así que cuando averiguó que sabía, instintivamente, cómo funcionaba el tren, encontró su vocación, y se hizo cargo de él……………………………….....................



Nació el maquinista un solsticio de invierno. Pocas cosas pueden decir tan poco sobre alguien y, al mismo tiempo, pocos datos podrían decir más…………………………….

2 comentarios:

  1. Que ganas de tener tiempo para leerme tanta cosa genial. Si bien las poesías nunca me han terminado de entrar en mi cabezota, estos relatos tuyos, que a mi parecer no tienen menos poesía que las poesías, me encantan, me parecen geniales e inspiradores. Pues eso, a partir de enero empezaré a desgranar tanta letra y a asombrarme. El nacimiento del Maquinista es la primera piedra en este camino que deseo recorrer. Grande Susana!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto hacía que no volvía tan atrás! Muchas gracias, Jose, por traerme de vuelta para mirar esto con los ojos nuevos de ahora, y sobre todo por decirme cosas tan bonitas ;)) El otro día comentaba una amiga que alguien le había dicho que o se es bueno en prosa o en poesía, pero jamás en ambas cosas, y que hay que elegir. Yo sé que debería elegir la prosa, y dedicar mis pequeños esfuerzos a poner en palabras las historias que, sin yo tener ningún poder sobre ellas, me habitan, pero tengo que admitir que, mal que peor, voy a seguir 'turrando' también con los poemas. Non o podo evitar :O) Aunque entiendo perfectamente que no a todos os gustan, no le niegues esa oportunidad a la poesía, que la buena de verdad nada tiene que ver con mis braceos y pataletas, jjejeje. Bicos y muchas muchas gracias por hacerme volver ;))

      Eliminar

viajeros que han cogido el tren.......