jueves, 13 de octubre de 2011

Extracto de crisálida...mecánica celeste... (Observaciones de Maquinista. 1)

 dibujo by Cascarin



“…dejará (la crisálida) la memoria donde ardía…” Quevedo


Hay días en que siento la (in)certeza de que a mi alrededor
la velocidad del cambio propio y la del ajeno no coinciden.
Ni la marcha……ni el tempo…….ni las manos…………ni las vías……………
Entonces pienso en ejércitos marchando, exhibiendo
sus terribles triunfos, escondiendo sus grandes fracasos,
y sé que es sólo un espejismo…porque…¿qué esconde un desfile en realidad,
si no se distingue siquiera un rostro…ni al principio ni al final………?…………….
¿ves acaso al primero de la fila?....resulta que tiene un nombre pequeño y simple…
Y él también tiene en su casa un rincón, una pequeña esquina,
en la que acumula polvo y nunca limpia…como yo y Muchacho,
en nuestra esquina, en el tren, en la cabina……………………………………………………..

En cambio, siento como absoluta la certeza de que
el extracto de crisálida es intransferible por mucho que lo quieran envasar.
Y me estallan en el pecho sus futuras alas. Su color y vida. Todo su potencial.
Es el secreto de su esencia como la más complicada derivada,
una hermosa enredadera con forma de integral.
Retorcida de un extremo a otro pero no por ello imposible de solucionar.

Además no importa. Porque, queramos o no, SERÁ.

(“..porque hay un algo solemne que lo sujeta,
en suspensión coloidal,
una nota musical que lo mantiene,
agudo, en un tono alto. Por siempre…más allá…”)


La Naturaleza aborrece el vacío, la falta de consciencia de la propia mortalidad.
Los que no quieren saber son desesperadamente peligrosos.
Tienen la llave, pero no quieren encontrar la cerradura. No quieren abrir ni cerrar.
Sus cuadernos y diarios marcan siempre las mismas fechas,
van siempre en la misma dirección. Son todos
aparentemente distintos pero tienen todos el mismo olor.
Es bueno ser uno más, no me malinterpreten, pero
a veces hay que recuperar las funciones poético-vitales……y dejarlas respirar…
Describir matemáticamente el movimiento de los planetas
en sus órbitas alrededor del Sol no es malo. Es vital. Es parte esencial de la poesía más elemental,
aunque, también a veces, se nos olvida, y condenamos a la mecánica celeste
a la herejía de la frialdad. Reivindico, pues, hoy sus leyes,
y me infecto a mí mismo con el virus de la ceguera a la elección.
Elijo mi giro, mi órbita, sin saber por qué…………………………………………………..

ya justificaré más tarde, con otro tempo, esa elección……………………………. 

(…sun shines better on the other side of you…
...sun shines...)

18 comentarios:

  1. Sunshine's better on the other side
    Sunshine's better when you make it shine
    The sun shines better
    Sunshine's better on the other side
    The other side of the hill
    The sun shines better....

    me gustará comentar tu texto; pero del otro lado, aquí

    ResponderEliminar
  2. ...aquí, ahí...anywhere estará bien, porque el sun shines if you make it shine ;))

    ...comentemos, sometime, pues.....

    ResponderEliminar
  3. Serias reflexiones las del Maquinista. Un acto valiente el de la crisálida, arriesgarse, entregarse a la metamorfosis y confiar salir de ella con alas y cuerpo renovado. Pero es un acto ciego, un salto al vacío basado en la fe, sin conocimiento e irreflexivo. No quere saber es peligroso como sabiamente dice el Maquinista, y los desfiles suelen armarse desde la ignorancia, borrando rostros, sellando sus labios y en letargo el pensamiento... dejarse a la suerte del cambio, de la última ecdisis puede, y debe ser bello a nivel individual, pero someterse de manera irracional a una mutación en masa un juego peligroso...
    y creo que ahora mismo mis palabras se han perdido entre integrales y derivadas de letras, de ecuaciones todavía por descifrar... perdone tanto desorden académico en su casa Maquinista, pero deje que los dedos se enredasen con el teclado y se adelantaron a lo que sigue dando vueltas dentro de mi cabeza... he leído el texto varías veces, y me tiene fascinado, encapsulado como una crisálida frágil intentando romper las ideas que me salpican sus letras e incapaz de transmitirlas...
    me retiro, me quedo un rato más colgando en mi capullo, y si consigo desligarlo vuelvo...
    una entrada muy sugerente e interesante...
    que disfruten comentándolo que promete,

    un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  4. Tremenda observación Maquinista, en qué sitio de su intenso mameluco se guardará esas pupilas tan delicadas? (lo digo a mitad de pregunta, como las verdaderas preguntas).

    Tal vez la crisálida ha sido un milagro muy sobrevaluado, por la poesía nuestra; o mejor dicho mal interpretado (todo está sobrevaluado en literatura), porque en realidad la crisálida no elige tranformarse o no, si no que protagoniza un suceso inevitable; casi como lo que sienten, sin darse cuenta que lo sienten aquellos hombres-mujeres-engranajes que conforman cualquier desfile cívico,crepuscular, militar, humano.

    Entonces, el problema más crudo, el conflicto más grave es esa oruga de carne, huesos y fajina que marcha por las calles seguras (sin saberlo, como la verdadera seguridad) de ser una crisálida en su natural movimiento... creo que hay que contarlo por todos lados, divulgarlo, compartirlo, rompernos en las mismas palabras: ¡no somos crisálidas!

    Absolutamente genial, como de costumbre maquinista, un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Ciertamente, Aka, el Maquinista se puso un poco serio. A veces no lo puede evitar… Y es que las metamorfosis y las matemáticas es lo que tienen, o lo vuelven solemne o le hacen soñar (o incluso ambas: soñando con solemnidad ;)) Las metamorfosis de las crisálidas, como bien dices, mejor individuales, nada de ‘en masa’ (gran apreciación por su parte…) Perdonado queda el desorden académico, de hecho, bienvenido sea!, una pena que no hayan salido las espirales derivadas e integradas que le dieron vueltas en la cabeza, ojalá salgan y lleguen hasta acá (y es que Maquinista, igual que tú –lo digo por algún comentario tuyo de alguna entrada que ahora no recuerdo..-, ve la poesía de la ciencia por todas partes, y su total necesidad para que se dé el verdadero Humanismo ;))
    Muchísimas gracias por tu comentario, tan enriquecedor como siempre, y me encanta que lo hayas leído varias veces, no hay mejor halago!
    (por cierto, no podrías haber descrito mejor el desfile ‘borrando rostros, sellando labios y en letargo el pensamiento…’, genial!)
    (por cierto 2: me encanta que me obligues a buscar en el diccionario los términos científicos –de los que tan poco sé-. Esta vez, ha sido ecdisis ;))

    Otro abrazo enorme para ti, y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  6. Gran verdad lo de que las verdaderas preguntas se hacen ‘en la mitad’, señor Juan, lanza usted siempre muy bien el dardo (eso sí, a medio camino, para que no se note, como los lanzadores buenos de verdad ;))

    Creo que más que sobrevaluado, es un milagro malinterpretado (como casi todo lo que intentamos decodificar los humanos…) La crisálida no elige transformarse, cierto, pero puede aceptarlo en positivo o no…los engranajes de nuestros desfiles ya son otra cosa totalmente distinta. Ahí creemos que aceptamos y, en realidad, no tenemos ni idea de dónde entramos (ni hacia donde vamos)….ni siquiera sabemos de quién vamos acompañados (que casi me parece lo peor…y al mismo tiempo, lo más emocionante.......)

    Me encanta la imagen que ha creado de esa oruga de carne, huesos y fajinas!! Y sí, quizás habría que salir a las calles a gritar que ¡no somos crisálidas!!, pero justo antes de la transformación individual, para que el shock sea mayor ;)) Aunque yo antes gritaría sus palabras, le recuerdo, ‘yo te abrazo, porque no somos como los muertos’…

    (Un secreto: las pupilas las tengo guardadas bajo el armazón de una crisálida, aunque éstas no sé si son de las que algún día se metamorfosearán…en cualquier caso, muchas gracias por la pregunta……..)

    Muy agradecida como siempre por el comentario, y sonrojada por (una vez más) el halago ;))
    Otro abrazo fuerte, esta vez ni desde el norte ni desde el oeste, hoy va en diagonal.

    ResponderEliminar
  7. Sigo sin resolver las enrredaderas de integrales y derivadas, pero creo que entre su respuesta y los comentarios de Juan, el texto me ha quedado algo más claro. En las crisálidas la metamorfosis es obligada, y como bien apuntas puede aceptarse positiva o negativamente. Sin embargo en muchos organismos, la metamorfosis es opcional y no obligada, o un suceso de pequeños cambios continuos. No tan espectaculares como las de la crisálida pero con la misma capacidad de cambio final, la transformación del individuo, un desarrollo constante que le da sentido.

    Este milagro, el de la metamorfosis opcional, la pedomorfosis o neotenia (estas son palabrejas para que busque ;) ) me resulta fascinante. El cambio voluntario del individuo en función de las circunstancias, sin seguir un programa genético preconcebido, ni una tónica general, impulsado por un movimiento masivo. Una decisión tomada desde el conocimiento individual. Por eso celebro hoy que elija su órbita, su giro, porque que menos se puede esperar que nosotros que una elección libre.
    Y me alegra que vea la poesia amagada en la ciencia, y la ciencia como parte de la cultura. Si supiese usted lo frustrante que resulta en una cena ver como todo el mundo se aventura a hablar de historia o filosofía, sin ser doctores en la materia, y en cambio se cierran en banda a escuchar cualquier anécdota científica. Todavía recuerdo una noche en la que se me acerco alguien y me dijo mirando la luna, "estudiando ciencias supongo que ya no ve nada bello en ella". Y entonces pensé en sus mares, sus montañas, su cara oculta, la órbita que describe alrededor de la Tierra, el giro del sistema, las galaxias danzando en espirales, en continua expansión y las líneas imaginarias que dibujan sus movimientos, y contesté que nunca la había visto más hermosa que entonces. Que era preciosa. Lo reconozco, soy un matemático frustrado, pero me fascina su lenguaje y le belleza que describe. Igual que el lenguaje musical no miente, creo que el matemático tampoco lo hace, y eso le da mucho valor. Le dejo un vídeo que me parece hermoso sobre el número aúreo:

    http://www.youtube.com/watch?v=kkGeOWYOFoA

    ay, cada vez escribo más, y digo menos...
    le dejo seguir dirigiendo su locomotora, saliéndose de órbita cuando sea necesario... escogiendo el tercer rail cuando apetezca.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Buenas noches Aka,
    qué bueno leerte por aquí, y reconozco que, para mí, cuanto más escribas mejor, porque incluso cuando crees que no dices nada, dices muchísimo, claro ejemplo es este comentario (a lo mejor soy un poco egoísta, pero me gusta tener visita y conversar, y aunque me entiendo bien con los poetas, y entre ellos me muevo, desde hace unos años me interesa cada vez más la ciencia, y pocas ocasiones tengo de que alguien que entienda y respete ambas me cuente historias, así que eso, invitado a explayarse queda ;))
    …dicho esto…

    Muchas gracias por el enlace! La proporción áurea y la maravillosa serie infinita de Fibonacci son temas que me obsesionaron hace un tiempo, y siempre vuelven recurrentemente a mi vida. Y es que pocas cosas me parecen más fascinantes, e incluso más poéticas, en el Universo que la propia construcción matemática del mismo. Totalmente de acuerdo en que las matemáticas son pura música (y viceversa), a mí su ‘representación gráfica’ me parece incluso también una de las más bellas ‘artes plásticas’ (me refiero a ecuaciones, funciones, integrales, derivadas…pizarras llenas de todo eso que casi nunca entiendo –sólo lo básico- pero que sé que esconde un milagro, que me dice algo…es como un buen poema de esos que no acabas de entender lo que te quieren decir pero que conmueve tu ánimo... pues eso, que me encantan, como si fueran cuadros de grandes artistas ;))
    Siento mucho que te veas abocado a la frustración de la incomprensión por parte de aquellos que sólo ven cosas como ‘muerte’ o ‘disección’ en la ciencia (pobrecitos, pienso yo, lo que se pierden…) Es verdad que muchas veces desde ‘las letras’ se ‘demoniza’ la ciencia en general, se la reviste de una frialdad caricaturesca que para mí nada tiene que ver con lo que yo entiendo por ciencia y Naturaleza (supongo que habrá influido mucho que he estudiado ambas cosas, letras y ciencias, y que he tenido buenos profesores en ambos campos…aparte de la curiosidad personal, que claro, siempre es muy necesaria, no lo vamos a negar…eso sí, no me malinterpretes, he estudiado, leo y me acerco, lo cual no quiere decir entienda mucho ni que tenga gran idea de nada ;)).
    Lo más gracioso es que los grandes filósofos, poetas, etc, de todos los tiempos, sobre todo en la antigüedad, siempre han respetado las ciencias, y se han acercado y han intentado, al menos, comprenderlas. Y cuando no lo han logrado, no han pensado ‘es porque son asépticas y no entienden la belleza’ sino más bien, todo lo contrario, ‘será que no entiendo yo la belleza de la ciencia’….enn finn, ahora soy yo la que divaga…Ah, y muchas gracias por los términos, eso sí, neotenia viene en el diccionario, pero pedomorfosis sigo sin saber qué es –a menos que sea un sinónimo, claro-. Fascinante también eso, lo de la metamorfosis opcional que nada tiene que ver con la predestinación genética…más poesía!! ;))

    (x= qué bello poema esconde tu visión de la luna, deberías darte una vuelta por ahí, a ver si tenemos la suerte de que lo escribas… seguro que le gustará esa nueva percepción de ella, tiene que estar un poco hartita de la simple ‘imagen plana’ de esfera brillante que simplemente nos alumbra y acompaña a la que la tienen acostumbrada los que, sin conocerla, sólo con mirarla de lejos, dicen admirarla como nadie…..)

    (y= un secretillo…aunque agradezco de corazón el intento, por favor no te devanes los sesos intentando comprender lo que quieren decir los textos de Maquinista, muchas veces no lo sabe ni él…le salen como ecuaciones, integrales, derivadas, múltiplos de sí…que no acaba de descifrar, pero que tienen que salir ;))

    (z= de órbita me salgo todo el rato, al menos la desviación esa que a la que llaman ‘error’ –o algo así-, y el tercer raíl está ahí todo el rato, por si hay una emergencia…)

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tus palabras Maquinista. Cierto que los grandes filósofos y poetas antiguos también eran científicos, eran humanistas que intentaban abarcar todo conocimiento posible para resolver sus cuestiones. En el fondo me parecen que buscan lo mismo, el poeta busca entenderse, explicarse porqué está aquí, que razón tiene de ser y porqué actúa como actúa, el científico se pregunta exactamente lo mismo, entender su origen, su conducta, solo que lo hacen mediante lenguajes y aproximaciones distintas. Uno desde la subjetiva e individual, la otra buscando el consenso y un lenguaje universal, ambas válidas y necesarias. La ciencia no es fría y analítica como se suele creer, sino que avanza por las individualidades, esos golpes de ingenio, que aparecen en una persona, esa intuición que guía al poeta a escribir, guía igualmente al científico a plantear nuevas hipótesis, a rebelarse a lo preestablecido para ir un poco más allá.
    Pero bueno, no voy a extenderme más, que ya podré hacerlo en otras entradas, casi seguro :) Sólo pasaba para dejarte un enlace con la definición de pedomorfosis. Pedomorfosis es el concepto, y neotenia uno de los mecanismos por los que se llega a la pedomorfosis. Una curiosidad, los humanos somos "chimpancés" neoténicos, estadios poco desarrollados de un antecesor común... por eso los chimpancés pequeños nos resultan tan humanos, son un espejo de lo que somos :)

    http://es.wikipedia.org/wiki/Pedomorfosis

    ah, y se me olvidaba, un pequeño poema de un profesor de física de mi facultad: David Jou. Físico de la termodinámica, teólogo y poeta, un verdadero humanista. Te dejo un poema, donde combina su visión científica del universo, pero al mismo tiempo su concepción teológica de que hay algo más. Está en catalán, lo siento, pero seguro que se entiende casi todo ;)

    Abrazos!! ahora si que me voy por el tercer rail antes que me hagan apartarme de la vía.

    L’ORDINADOR SIMULA EL NAIXEMENT DELS ESTELS

    L’ordre matemàtic simula el món real,
    crea un altre món –de càlcul, i mental-
    regit per lleis exactes, hipòtesis, models:
    en un ordinador reneixen els estels
    com fa tants anys nasqueren, en brous primordials.

    I som com creadors!: veiem a la pantalla
    un món tot just nascut. Una galàxia qualla,
    es formen els estels –i tot sota control!
    I regulem el temps i dominem el sol,
    i musiquem i tot la còsmica rondalla!
    -fins que el flux elèctric, de copi i volta, es talla.

    ResponderEliminar
  10. Tú lo has dicho: ambos, poetas y científicos, sólo quieren saber lo mismo, y entender qué es lo que básicamente hace latir un corazón, qué fuerzas unen átomos, moléculas, qué fuerzas y pulsiones guían su dirección…simplemente lo hacen de modos distintos (cuestión de lenguajes, ángulos, aproximación, como bien dices)
    En cuanto a la pedomorfosis y la neotenia, geniales fenómenos! Perdón por la tontería de no buscar más que en el diccionario; a menudo se me olvida que existe la wikipedia, jaja, gracias por recordarme que hay mundo más allá de mi oxidada caja de herramientas ;))
    En cuanto al poema de tu profesor (un físico de la termodinámica, teólogo y poeta, diosss! me imagino que sus clases serían una verdadera delicia, lucky you!), decir que me ha gustado mucho (creo que he entendido al 100 %, el diccionario ayuda, pero siempre se pierde algo en la traducción, claro), y si te vuelven a hablar de la frialdad analítica de la ciencia, simplemente calla o recítalo –todo depende de lo que merezca tu interlocutor ;))
    A lo que iba…lo curioso que me ha sucedido hoy he asistido a una conferencia dirigida a gentes ‘de letras’, y ha sido genial y todo un revulsivo (tanto, que hubo quien se retorció en sus sillas, jaja). El caso es que hablaban más que nada de la crisis y los nuevos retos en la educación, y el conferenciante lo dirigió hacia el hecho de que la crisis obliga a pensar, debe producir análisis y reflexión. Así pues, llevó su discurso por el sendero de la revolución científica de finales del XIX y principios del XX, cuando se trastocaron los fundamentos de la física y demás ciencias; habló de que en educación no se pueden mantener verdades eternas o incuestionables, y que hay que luchar por una nueva basada en el pensamiento científico, el razonamiento, la duda; ‘atreverse a saber’, que ya dijera Kant, a dudar, a pensar por uno mismo, a correr el riesgo de equivocarse…Y terminaba (y también termino yo, que no sé cómo lo hago, pero siempre me enrollo……) con que no olvidásemos jamás que los científicos eran siempre los menos dogmáticos de todos los pensadores, los que no tenían miedo a cambiar su visión del mundo y volver a empezar, e invitó al auditorio a aprender matemáticas, ya que es lo que nos enseña a entender cosas como magnitudes; que son las matemáticas y no la lengua lo que hace que entendamos razonadamente un periódico, que conocerlas significa comprender el funcionamiento del mundo, estar protegido contra las falacias, permite buscar un futuro mejor y despertar ese querer saber más……...sin más….es sólo que, una vez más, donde menos te lo esperas, salta una ecuación en forma de espiral ;))))

    Bicos!

    ResponderEliminar
  11. Interesante conferencia Maquinista por lo que me cuentas. Tiene razón el conferenciante, me gustan sus argumentos... en ciencia estás obligado a revisar y reinventar tus posiciones continuamente en función no sólo de tus avances sino de la de los compañeros de oficio, y los resultados de otro pueden hacer replantearte todo el trabajo de tu vida. Me recuerda a un entrevista a un educador que leí hace un tiempo que también hablaba de la necesidad de modificar el sistema educativo, en uno más flexible, que sobre todo buscase despertar las pasiones de los niños, y trabajar aquellas cosas que se les daban bien y por las que sentían interés, promover su curiosidad. Que el conocimiento lo irían descubriendo. Que el modelo actual, era heredado de la Revolución Industrial cuando era necesario desanalfabetizar a los trabajadores, para que supiesen usar las máquinas, pero para generar trabajadores, y que hoy en día el modelo social ha cambiado, el trabajo es flexible, en continuo cambio e innovación, y los niños deben ser educados en este sentido. Pero ya me detengo aquí, que me alargo (algunos está visto que nos cuesta mantenernos callados).

    Abrazo a Maquinista y resto de la tripulación, y espero con ansias su próxima parada.

    ResponderEliminar
  12. Confieso impávido y con la pava del mate fría ya, que no tengo argumentos para interceder en tamaña conversación entre ustedes. “Crisálida”

    Somos lo que fuimos, somos lo que imaginamos, el Quijote dice que somos hijos de nuestros actos, el tiempo dice que somos hijos de nuestras palabras. Y miramos al pasado con un ojo, al porvenir con otro ojo. Me sucede que la ciencia no me seduce. Lo siento. Me interesan las gentes sí que enfatizados por un problema tardaron décadas en solucionar, y el modo en cómo asombrados el mundo hizo sonar sus cornetas ante tal descubrimiento. Lo que viene después, ya sabemos. No siempre agrada. No quito crédito, soy consciente del avance directo de la ciencia y sí, me gustaría que fuese más accesible para las cabezas menos letradas en el tema así que yo estaría gustoso en una velada de escucharle señor Aka nombrar esas cosas entre la degustación.. pedomorfosis y la neotenia, o la estrella pentagonal subyace claramente en la composición de La Sagrada Familia, de Miguel Ángel o ecdisis. Me gustaría rebatirle con filosofía pura, la paradoja de Zenón de Elea y decir que el universo es infinito, que nunca llegaremos a la mitad. Pero sí acabar un vino y conversar hasta que este se acabe.

    Un abrazo maquinista.

    ResponderEliminar
  13. Aka, por si vuelves a pasar por aquí, te dejo, un vídeo genial. La animación es de la RSA, que hace cosas muy interesantes, y es el resumen de una conferencia de Ken Robinson (buenísssimo!)Merece la pena verlo, y habla exactamente de eso que comentas (y que sí, también comentó el conferenciante.

    http://www.youtube.com/watch?v=Z78aaeJR8no

    Un abrazo muy fuerte y feliz resto de semana (intentaré mantener las lecturas, y también entregar nuevas paradas, aunque el tiempo ahora mismo se me queda en nada....crucemos los dedos para que se multiplique ;))
    bicos!

    ResponderEliminar
  14. ...y yo que sólo puedo pensar que el infinito (este nuestro intentar demostrar que esto no tiene fin, e incluso hacer desaparecer la finitud, que tanto miedo nos da, por los límites que impone y que no suele agradar tener que asumir...) es justo lo que une a la filosofía y a la ciencia, a la matemática, a la mecánica celeste, incluso a la poesía...

    ...dices que no te interesa, Rider, pero creo que ni siquiera tú sabes cuánto te gusta ;))

    Sí que sería genial una conversación a una mesa, viéndose las caras y brindando con copas que chocan de verdad...aunque también me gusta de esta manera, todo está en apreciar lo que hay 'sobre la mesa', esté donde esté ésta (y sean las que sean, que cada vez son más...)

    abrazo para ti también, Rider.....y futura discusión con vino sobre la infinitud y......;))

    ResponderEliminar
  15. Rider, Maquinista, también a mí me encantaría poder sentarme con ustedes y hacer infinita una botella para hablar de estas y cualquier otras cosas... me encantaría escuchar filosofía pura, después de todo muchas ramas de la filosofía vienen a ser ciencias letradas, pero ciencias, o mas bien las ciencias aprovechan la lógica del pensamiento filosófico... sea como sea están conectadas, quizás se distinguen las matemáticas por haber adoptado un lenguaje distinto, no verbal, un lenguaje abstracto, inventado quizás (seguramente), pero que a diferencia del hablado que se basa en sombras proyectadas, y le pone nombre a éstas, las ignora e inventa nuevos fuegos para proyectar nuevas sombras. Luego, claro, llega la tecnología y hace con ello lo que quiere, disiento en muchos mal usos y productos científicos, me da la impresión que en los últimos años (siglo quizás) el pensamiento filosófico y social se ha abandonado o no ha avanzado al mismo ritmo que la tecnología, y nos estamos perdiendo entre nuevas sombras, quizás más oscuras que las primogénitas.

    En fin, les dejo descansar, voy a disfrutar del vídeo. Espero les llueva un poco por allí que ayude con los fuegos que arden en sus tierras.

    Un abrazo a ambos!!

    ResponderEliminar
  16. ...sí que estaría bien, sí, esa infinita botella y esa charla llena de luces y sombras...
    Totalmente de acuerdo en que en el último siglo se ha dejado atrás el pensamiento filosófico y social, y será un gran problema; llegará el día en que el nuevo hombre tecnológico vea cómo se colapsa su sistema, y quizás no sepa incluso ni llorar ante la máquina.......sí, nos estamos perdiendo entre nuevas sombras, más oscuras que las primogénitas..........aunque bueno, no me voy a poner pesimista, siempre habrá un niño o un poeta, y el sol (al menos mientras estemos vivos nosotros) no se morirá......;))

    Gracias por desernos la lluvia, buena falta nos hace!

    bicos e boa noitiña ;))

    ResponderEliminar
  17. A lo mejor no coincide nunca, y a lo mejor no tiene porqué coincidir.
    Gracias por pasarte y por tu precioso comentario en mi blog... lo he leído y releído unas cuantas veces :)

    ResponderEliminar
  18. Cierto, Diminuta, quizás ni siquiera sea necesario para poder avanzar...simplemente hay días, momentos, así...

    Bienvenida al tren, y de nada!, precioso era tu poema (y el siguiente ;))

    Silbidos....

    ResponderEliminar

viajeros que han cogido el tren.......