domingo, 29 de enero de 2012

una mujer extraña esta mañana junto al tren… (Acompañantes. 1. La que busca…)

fotografía de Béla Tarr


                                                        (…en el reverso de la niebla estaba el camino,
                                                                     por eso hoy no me vi llegar, sólo partir….….)



esta mañana extraña en que soy mareo interno, de tierra casi inerte vengo
del éxodo una huida en diagonal, desde el centro 
de mi puño escondido abierto al cerrado ojo derecho
que tras párpado grisáceo muestro. Erguida caminando
y aún así

también parezco un muerto…


esta mañana tan extraña quiero…tan extraño el caminar sobre esta mañana…extraña quiero…un lugar en el que encontrar con qué llenar mi cubo …mi cubo vacío llenar

con…


un esqueleto nuevo que no quiebre al ver los golpes alejarse,
que no se deshaga en mil astillas al descontacto de los dedos 

una osamenta osada que no tema pelear por mí…enrevesada mezcla
de sangre y carne sin entrañas sólo extrañas las capas
de ropa hago mi abrigo contra el desierto………......de mí...........................

una piel dura tan propia, tan mía, que se me ajuste como un uniforme, pero que no me prive del amor ni la empatía. Igual la cara que el reverso últimamente o quizás solo en ocasiones tan anverso……....................

¿puedes verlo? ¿puedes, verso?....ele o ese…......................¿o no era eso?

un cerebro que sepa no serlo, que deje de funcionar pero mantenga el resto 

 del cuerpo en funcionamiento mientras las palabras caen y se desprenden 
de la lengua tan ligera que ya no estará 
girando o buscando la verdad…………                                          nunca más… …sólo ligereza al caminar…al hablar……no pensar…caminar…          nada más.…


un árbol seco con intenciones poco firmes de no volver a florecer, con el deseo oculto de renacerse en deseo…………….de crecer………..más…..otra vez…………..


una manzana podrida que haya decidido arrojarse al mar 
para volver a la vida o tirarse 
de un quinto piso para poder volar libre y putrefacta 
en la infecta boca de una inmensa gaviota…tan extrañas, 
la gaviota y su boca……….la manzana………………….

un dolor profundo intenso……como en un parto de mí misma
tenso para parirme la piel, no de un extremo a otro sino de afuera adentro, duele más………volverse profunda mirarse al espejo o mirar el espejo mismo intensamente y no verse….ser sólo

volumen superficial..............tensión epidérmica……………………craneal…………….


olvidar desde este instante que en mi cuerpo existe un corazón y que es
un músculo.
Perder en la memoria recolectora de mi cosecha inútil el conocimiento, 
el ataque/ritmo cardíaco, luchar
contra una misma y vencer contra todo pronóstico, vena o sentido…Moverse 
a golpes, dejar de ser deseo contenido, ser tóxica, el fin de todo. Bombear
sangre incolora desde la mugrienta espalda, sobre la invisible córnea
volver a ser inconsciente de que todo nace de / por / en un único latido…

respirar.

esta mañana tan extraña quiero…tan extraño el despertar a esta mañana…extraña quiero…

un camino infinito que rompa en mil pasos
contra el cristal......
 
infinitas estaciones de tren que no estallen 
contra la piel……

 
                contra la dictadura de la piel me 
                                              escondo                     
                                                           
                bajo incontables capas de abrigo
                                                 camino    


       contra esta mañana....su radiografía...


                                                    

                                                 
                                                   



16 comentarios:

  1. Complejo despertar revisora. Parece haber nacido de un árbol. Aquí en Galicia le llamamos caracocha a la cavidad que dejan los castaños viejos en su tronco. Imagino su infinito emergiendo de esas cortezas.

    Apertas.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la idea de que imagine mi infinito emergiendo de la corteza de un viejo castaño, pues quizás tenga razón y sí he nacido de un árbol ;))

    (el primer despertar fue complejo, el segundo, el importante, el que cuenta, fue sencillo y maravilloso....................)

    Aperto.

    ResponderEliminar
  3. un camino infinito que rompa en mil pasos
    contra el cristal......

    infinitas estaciones de tren que no estallen
    contra la piel……

    Estos do versos me han gustado.

    La mañana, el despertar y una sola realidad.


    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por subirte al tren y comentar, Fus. Disfruta del viaje ;))

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Extraño despertar que no parece tan extraño a quién tanto extraña lo que nunca visto (difícil decir eso a las almas epidérmicas que bien sabemos los rincones impares del verbo experimentar),,, Y de tanto volver uno termina yendo a un ¿mañana?... ¿y será capricho?, o ser como esas almas que piden un lápiz labial en el desierto... pero uno espera la delicadeza que no sea frágil, y la fortaleza de sus cornisas porque la magia no puede ser imperturbable pero lo perturbado puede carecer de toda magia,

    Pero yo creo que no Revisora, no es un divismo intangible pretender el equilibrio justo (por cierto de cuántas formas hermosas dijo "equilibrio", gracias) porque las palabras están todas cambiadas y uno las usa por ausencia de otras mejores, así que buscar casi es un deber de belleza; yo sé que usted sabe mucho de eso...

    Recuerde que las radiografías son una consulta muy relativa, gigantesco abrazo desde Argentina y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que siempre me alegran sus comentarios, pero éste me pareció especialmente bonito y delicado. Muchísimas gracias, Juan, por leer y atrapar la esencia del texto al inspirar, para devolvérmela más hermosa al soltar el aire a través de los dedos, sobre el teclado..
      Cierto, las palabras hace tiempo que se giraron y retorcieron para exprimir un jugo que nos habrían dado encantadas si se las cuidase con mimo, pero por culpa de ese vil intento de obtener ‘el máximo rendimiento’ del lenguaje ellas mismas decidieron distorsionarse, disfrazarse. Sigo buscando esa belleza primera de la palabra, también lo entiendo como un deber (no sé si por necesario o si es necesario porque es deber, en cualquier caso…¡es una necesidad vital!). Supongo que jamás encontraré en mí eso que busco, nunca se encuentra la palabra exacta más que en la boca del otro, pero sea como sea…buscaré…

      (jeje, me arrancó una sonrisa con lo de las radiografías, y sí, tiene razón, son muuuy relativas…tanto, que la que hice ayer a los dos minutos ya no servía ;))
      Recojo el gigantesco abrazo y el beso, los volteo y le devuelvo el acto reflejo (inevitable) de los míos..

      Eliminar
  6. Un relato como un nacimiento, como un parto de uno mismo, como la apertura al camino de las infinitas estaciones. Un extraño y hermoso lugar para el comienzo de un nuevo viaje. Te dejo un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho, un extraño y hermoso lugar para el comienzo de una nueva vida tras el propio parto hacia una nueva estación..infinita. Un abrazo fuerte para ti también!

      Eliminar
  7. Maravilloso e intenso, como si fuese un corazón en ebullición. Como si la búsqueda de ser culminara en una explosión, en un renacer utópico, en un desgarro, en una lucha contra algo invisible pero duro...un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tus palabras, Cuervo, se me antojan siempre explosivas..
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Este texto es de los que me sumerjo, me impregno y no me importa estar horas experimentando este proceso de metamorfosis.
    Siempre duele parirse a una misma, arracar si hace falta parte de la piel podrida para que de nuevo se regeneren los tejidos...

    A veces se experimenta que hasta la osamenta pesa y queremos transformarla en algo más ligero que nos permita seguir caminando sin notar el peso, deseamos con fuerza que nuestros cerebros dejen de jugar con el entremado de nuestro conocimiento y solo se limite a ser centro de operaciones, mandar y enviar información a otros órganos.

    Podría estar hablando indirectamente contigo versus sin respuesta porque todo esta en tu texto. Sé muy bien esa sensación que se mete bajo nuestra piel y en silencio clama una muerte provocada buscado el último resquicio bueno que haya en ti...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sensación se metió bajo la piel, en el tuétano de los huesos, en lo más profundo y oscuro de la gruta ocular,..., por eso se hizo imprescindible volver a nacer para aprender a respirar de nuevo, con nuevas formas de inhalar y expulsar el aire...con más fuerza. Regeneración oxigenada contra la pesadez, vaya..;))

      Pero ya está hecho, así que ahora toca disfrutar ese renacer y esa nueva piel. Y amar.

      Un abrazo, Carmelotti.

      Eliminar
  10. Quizás la piel que algunos tejemos esté llena de intemperies. Quizás no existen tejidos que puedan resguardar ciertas almas, ni proteger el corazón. La piel porosa no selecciona. Deja pasar con igual ingenuidad el dolor y la felicidad, la fealdad, y la belleza del mundo. Resguardarse es sólo posible tras la coraza, y la coraza lleva a la larga a las esclerosis....
    Tus textos están llenos de las voces de los vientos y los mares. Los leo como una caricia prolongada, como el espectáculo misterioso del atardecer. Me dejas sin palabras desde el primer aliento. Bicos queridiña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno esto que escribiste, Vera, ‘quizás no existen tejidos que puedan resguardar ciertas almas, ni proteger el corazón. La piel porosa no selecciona...’ y qué gran consejo entre líneas para prevenir la esclerosis. Es así, algunos vivimos siempre a la intemperie, para bien y para mal, quizás por eso también andemos continuamente fabricando y rompiendo corazas...este domingo fue día de romper una a la que se le había dado por crecer (encontró un hueco por el que colarse y empezar su autoformación, soberbia y calcáreamente, la muy...;))
      Muchas gracias por oír en mis palabras tan hermosas voces (¿no serán acaso el eco de las tuyas, que sin duda están hechas de viento, agua y sal? )...y gracias por dejarte acariciar.
      Un bico enorme, cousa linda!

      Eliminar
  11. Mutar, renacer, cambiar siempre es difícil, cuesta mucho desprenderse de la exhubia más cuando el exoesqueleto ha ido creciendo y engrosándose con la idea que así quedamos mejor protegidos de los agentes externos. Su peso puede llegar a ser tanto que nos asfixie y nos impida cambiar para poder seguir creciendo o simplemente cambiar de ambiente. Grandes cambios los de la enigmática pasajera, espero que los alcance, que se fortalezca con ellos, como dice con una coraza que se ajuste, pero eso sí, que permita la entrada del amor y la empatía, eso que no cambie nunca por fuerte que uno se haga, que no sea sacrificando los sentimientos por los otros.
    Un texto muy revelador, como insecto heterometábolo (de aquellos sin pupa y metamorfosis compleja, que van creciendo y cambiando constantemente) que a veces me siento, me identifico y me abrazo a la extraña pasajera para desearle buena suerte en su metamorfosis.
    Un pequeño secreto para la tripulación del tren: de pequeño, o ya no tan pequeño, recuerdo que cada vez que me sucedía algo malo o algo que simplemente no me gustaba, imaginaba que todavía no había nacido, que seguía a resguardo en la placenta materna y aquello que vivía no era más que una proyección del futuro para prevenirme, y que podría evitarlos si era capaz de recordarlos y actuar en consecuencia... y así corría una y otra vez cada vez que algo me dañaba a esconderme en la tripa primordial de mi madre. Seguro que los psicólogos tienen nombre para ésto, pues lo tienen para todo, hasta debe tener un nombre pomposo, el síndrome de "algún nombre germánico de gran pronunciación". El caso, que tras ese "dolor" me sentía volver a nacer con una nueva oportunidad para la vida, en la que ese dolor no había existido nunca... luego uno crece y estas fantasías las va olvidando, y los dolores y experiencias se acumulan como lastre hasta que lo inmovilizan a uno y entonces lo obligan a sacudírselas todas de golpe...
    ay ay que me vuelvo a extender en mis comentarios e irme totalmente del tema. En fin, una delicia ir conociendo a los pasajeros que suben y bajan del tren,... la tripulación es esencial, y me cuesta imaginar una mejor que la que hay en este momento, pero ¿qué sería de un tren sin sus pasajeros?
    Abrazo bien fuerte a toda la tripulación!!

    ResponderEliminar
  12. La extraña pasajera agradece enormemente tu abrazo ‘insectario’ y la buena suerte que le deseas en este momento de cambio, que por supuesto no incluye el sacrificio de los sentimientos por los otros…si acaso por sí misma, o por el concepto abstracto de los mismos, pero nunca en cuanto a lo concreto ni en lo que se refiere al Otro.

    Y todos, pasajera y tripulación, agradecemos el maravilloso secreto que nos has contado! Era (¿era? ¿o aún es? ;)) la tuya una estrategia defensiva de lo más dulce y potente, nada protege más ni con más cariño y fuerza que el vientre materno, ese primer lugar en el que nos hacemos. Seguro que tendrán un nombre para ello, falta saber si el de alguien que hacía lo mismo y por eso le interesaba o el de alguien que lo veía muy de lejos, sin comprenderlo, y quiso atraparlo, diseccionarlo y catalogarlo como a un insecto..
    Es maravilloso tener ‘una nueva oportunidad para la vida’, y es que cuántas veces se nos olvida que el dolor del momento es sólo eso, un instante microscópico a los ojos y en manos del Tiempo, algo tan efímero e insignificante en el conjunto… Pero así somos, nos quedamos clavados a veces en esos puntos y cuesta admitir que nada es tan importante, porque nosotros mismos no lo somos. Aunque, al mismo tiempo que escribo esto, también creo que todo importa, porque de todo aprendemos…..enn finn, me enrollo yo también (qué raro!) y además voy y vengo de un lado a otro de la cabeza sin acabar de tener claro qué opino al respecto….¿importamos o no? ¿importamos aunque a nadie le importe? ¿importamos si le importamos a alguien, aunque no nos importe?....Seguirá girando el mundo, y seguiremos nosotros haciéndonos preguntas ;))

    Y ya sabes que me encanta que expandas tus comentarios a lo largo y ancho del tren, y que te vayas del tema, especialmente si es para contar secretos, jeje.

    Sin duda: este tren no serviría de nada si no tuviese viajeros! Estaría la tripulación rebotando contra el metal de las paredes, un armazón frío y terrible que no protegería sino todo lo contrario..

    Un fortísimo abrazo de toda la tripulación (y una sonrisa extraña de la extraña pasajera…que ya se va normalizando ;))

    ResponderEliminar

viajeros que han cogido el tren.......