martes, 25 de junio de 2013

Extraño viaje de ida y vuelta. Familiar color rojizo y fragmentos de tierra. 10 islas.


Nuestra gran amiga María Romero (ilustradora, escritora, artista multidisciplinar, hermosa, maga, serpiente y mariposa, entre otras muchas cosas) le ha hecho a este tren uno de los regalos más increíbles que podríamos haber imaginado: le ha dado cuerpo, aliento, sed... y para que puedan verlo, aquí dejamos unas fotografías de tan maravillosa obra.............






Últimamente vivimos apenas por encima
del nivel del mar; arduo trabajo,
cuando la marea baja, apurar la vida.
Agotados, aprovechamos los segundos
que nos deja la tormenta de cristal
y recogemos la ceniza antes de que llegue
a desaparecer por completo.







Aquí la vida es silenciosa,
mas no apacible. Se basa en atravesar
con cuidado la tierra. No erosionar.
Absorber la luz como gusanos
y respirar.





Las siluetas nos envuelven
y dan calor de manos
de la niebla recortadas
al trasluz de un lienzo
todavía por pintar




 


Pero tenemos viajeros, amigos,
amantes. Todos alerta. Todos
sonrientes y suaves,
apurando el horizonte
cada día dispuestos a viajar...