jueves, 2 de enero de 2014

Y saber extender las manos. Y la noche. 21.




Mariposa & Yellow - Revisora




Ayer esto era una celebración, una carta
boca abajo sobre la mesa
tan nueva y por leer

o una adivinanza, un cuerpo
boca abajo sobre la cama
y un absurdo rayo de luz
reflejado inútilmente, tan hermoso
sobre nada

Hoy amanece un perro sin control
un crujido incesante, un timbal desquiciado
un rugir entre las mantas

y no hay pájaros


Pero incluso ahora, a punto de perder noción y aire
todo se serena, se alza entero y
pienso en mañana, ese yo
que sí sabe el silencio, pero también
nombrar las cosas, que intuye
que hay algo detrás, o
del otro lado, y gira
hasta extender las manos y

sabe esforzarse y
sabe llegar
y agradecer,

y sabe la noche, desde la mariposa primera
hasta lo más lejano de la luz marchita
y lo sabe y no lo desprecia
ni siquiera al final, cuando tantas veces parece
que lo oscuro de la noche
no mereció

la pena

8 comentarios:

  1. Pase el tiempo que pase, sigue saliendo mágia de tus manos, y eso es algo que, pase el tiempo que pase, siempre admiraré.

    Te deseo un felíz 2014, una vida plena, todo lo que necesites para ser felíz.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mayte. Y ya sabes que pase el tiempo que pase, ésta siempre será tu casa, y aquí abrigaremos siempre tu cariño.

      Te deseo una vida maravillosa a ti también, ojalá nos llegue pronto lo bueno ;))

      Abrazo grande!

      Eliminar
  2. Ayer era ayer, y mañana será mañana...de momento, que el hoy esté lleno de sensaciones que te impulsen a seguir escribiendo al menos 365 días más...

    Te espero en mi blog con dos entradas nuevas...

    Un abrazo amigo y FELIZ AÑO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de leer en Ignoria que...

      'El tiempo se desgarra. ¿Dónde reencontrar los territorios borrosos de la infancia? ¿Los soles elípticos coagulados en el espacio negro? ¿Dónde reencontrar el camino volcado en el vacío? Las estaciones han perdido su significado. ¿Mañana, ayer, qué quieren decir esas palabras? No existe sino el presente. Unas veces, nieva. Otras, llueve. Luego hay sol, viento. Todo eso es ahora. Eso no ha sido, no será. Eso es. Siempre. De una vez. Porque las cosas viven en mí y no en el tiempo. Y, en mí, todo es presente.', de Agota Kristof,

      así que bueno, quizás, sí, sólo tengamos esos 365 hoys por delante, quizás menos, quizás más...sean los que sean, aprovechémoslos ;))
      Feliz año a ti también!
      Abrazo!!

      Eliminar
  3. Creo que no hay temor más desesperante que la ausencia de pájaros, Su. Y la noche lo sabe, por eso en la mañana repliega sus redes, para que ellos vuelvan a surcar el cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran verdad, Leo. Y hermoso poema escribiste en esas dos líneas

      'no hay temor
      más desesperante
      que la ausencia de pájaros

      la noche lo sabe
      y por eso en la mañana
      repliega sus redes,
      para que ellos vuelvan
      a surcar el cielo'

      ;))

      Abrazo!!

      Eliminar
    2. Ja! gracias. Ahí lo dejé en mi blog.
      Besos.

      Eliminar

viajeros que han cogido el tren.......