sábado, 5 de marzo de 2016

La lluvia en el desierto. Nada duele si hay hogar






El silencio y los pájaros

la lluvia en el desierto

el tic-tac del ritmo extraído

de la lata y el palo

reconvertidos en corazón del mundo



No hay nada más

en esta mañana de mirar los árboles mecerse

a través de la ventana

el silbidito lejano del tren

el humo del último café



Un disco japonés llamado

buscando almas

mientras todo al fin está tranquilo



La familia duerme

y

nada duele si hay hogar