miércoles, 26 de abril de 2017

Sinfonía para volcanes extintos (.)

Symphony by Elicia Edijanto


"En algún lugar algo arde y aquí caen sus cenizas columpiándose de lado a lado." Aka




El que camina sobre huesos viajeros
ríe siempre como si la historia aún permitiera 
algún tipo de esperanza, una escalera
una manera de rodear los cráteres 
de los volcanes extintos
al son de la música que sucede
allá donde una vez existieron 
hermosos
los fuegos todos.

Los fuegos extintos, esos que eran y son 
frágiles aunque no olvidan 
cómo saltar por encima o colarse por debajo
de las puertas intactas del pasado
con sus claves y llamados
en forma de pañuelos marcados con viejos bordados,
leyendas sobre rutas de la seda, cancioncillas de verano,
cartas, risas, juegos, manos,
fresca brizna de hierba entre los dientes
soplar y mágicamente la música
de pronto creciendo 
desde dentro y hacia lo lejos, 
así los cráteres 
de todos los volcanes de antaño.

Los volcanes, donde hasta las caídas son hermosas.

Y es que se nos caerá una noche el cielo todo 
nos cubrirá enteros con su manto de volcán alado
pero no por derroche infantil de dioses,
no para dañarnos. Será una lluvia 
arrojada para conmovernos, agitarnos
pues allá donde los volcanes parecen inertes,
incluso allí
hasta las caídas son hermosas...

Y la vida nos ofrecerá un guía, una cantinela, un silbido
que nos traerá de vuelta

y será todo comienzo
aunque lo llamemos regreso... 



 
 * ...Y reirás como si nunca hubieras estado solo...*
















 

3 comentarios:

  1. Es difícil determinar cuando un volcán abandona la etiqueta de "latente" para adquirir la categoría de "extinto". Cuantos volcanes dormitan en nuestro interior sin que siquiera tengamos la menor constancia de ellos, y sin embargo de repente, algo pequeñito, cualquier cosa, puede hacer que lo que su naturaleza esconde encuentre un válvula de escape y emerja con toda la fuerza de un volcán al exterior, a ese regreso que es comienzo, o extensión, creador de nuevas tierras, proveyendo de nuevas tierras y nuevos recursos sobre los que crecer a través de lo viejo, de lo esencial, de lo que se escondía perdido en las espirales del tiempo sin principio y sin fin, solo tiempo esporádico que emerge sorpresivamente.
    Preciosa la acuarela Elicia, sus dibujos parecen mundos de cenizas perdidos. Hubo un tiempo que tenía como salvapantallas una de ellas, en las que un niño cabalgaba o yacía sobre el enorme cuerpo de un oso.
    Un abrazo bien fuerte

    ResponderEliminar
  2. Siempre había creído que todos los volcanes permanecían 'latentes' hasta que un día revivían (o no), pero hace poco vi un documental sobre los volcanes extintos y se me quedaron ahí, y después llegaron tus cenizas ;)
    Es fascinante la idea de cómo todo lo que hemos sido o vivido, incluso la energía potencial de todo lo que podamos llegar a..., permanece por siempre ahí latente y sólo es necesaria una minúscula chispa, un roce, un clic, para que, como bien dices, emerja todo con la fuerza de un nuevo volcán. Da vértigo pero también es emocionante al máximo.
    Elicia es de lo mejor que he descubierto en los últimos tiempos, sus mundos son nostálgicos y reconfortantes a partes iguales. Vi alguno del niño con el oso, y hasta soñé que acababa mi historia de Thomas y esas eran sus imágenes (por soñar :O)
    Un abrazo de oso también para ti. Feliz comienzo de mayo por esas tierras ;)

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

viajeros que han cogido el tren.......